jueves, 23 de marzo de 2017

En tablas



Sacar la cabeza supone todo un despliegue de artes. La pequeña salida se encuentra oscura y lejana, mientras mis manos intentan que mi cuerpo salga de la trinchera para poder respirar. Cuando ya he podido sacar la frente y la nariz, el oxígeno vuelve a ser limpio. Cojo aire y emprendo el siguiente ataque. Las manos junto con los brazos se retuercen en mil y un giros cual cometas. Buscan, intentan, luchan con una crucifixión de formas que den salida a sus interrogaciones.
Finalmente, el campo de batalla parece vacío, sólo quedo yo, con el jersey de cuello alto puesto esta vez del revés (para no variar).
Quedamos otra vez en tablas.

domingo, 8 de enero de 2017

Otra nueva vuelta al Sol...


- ¿Deseos para la próxima vuelta al Sol?
- No arrepentirme ningún día de no haber hecho nada.
- Sólo en tus manos tienes la respuesta.






miércoles, 23 de noviembre de 2016

... en la basura de las horas muertas


 ...en la basura de las horas muertas


Decidió marcharse escuchando
       lo que tanto había perdido,
                  el tic
                       tac
         de su reloj...



La casa de mis padres, Quique González.


martes, 8 de noviembre de 2016

Inventario de lo que hubo en 4 inviernos



* Inventario de lo que hubo en 4 inviernos  

Fue una mudanza rápida, no quería nada de lo que hubieses en casa. Ni sofá, ni biombo, ni lámpara. Un piso vacío con nada y sin nada, esa era la premisa que le había exigido su corazón.
Solo amueblada la cocina y el baño, con lo indispensable, como le había dicho el casero. Quería saber lo que se sentía, quería experimentar lo que suponía vivir cuando te lo quitan todo, quería vivir con nada y sin nada.
Fue dura la ruptura, fue duro hacer el inventario de que había en 4 inviernos. Pero todo quedaba guardado en el armario del pueblo, ese que está en el cuarto del corral de la izquierda, incluso su compasión por él y por ella misma.
No fue fácil dejarle, pero más difícil será vivir sin nada, como él iba a hacer desde que ella se marcho a ese piso con nada y sin nada.

*(Frase de la canción "Inventario"de Tato López)



domingo, 31 de julio de 2016

Marilyn

Dulcemente, tras cerrar el frasco, se acostó en la cama y cerró los ojos dispuesta a abandonar su nueva vida. Sus viejos fantasmas estaban esperándola y ya había retrasado mucho tiempo el encuentro.




jueves, 2 de junio de 2016

Descenso de vida




Suavemente como una pluma descendió de mi mano hasta la fría losa. Era como si la brisa quisiera llevarla lejos, creando formas mágicas mientras volaba en la cruel distancia que me confirma su destino, la tierra. 
Aquella mariposa sin alas no volvería a mostrarme sus colores de vida.



sábado, 30 de abril de 2016

Mitología desclasificada





Una de las siete hermanas era diferente. Desde pequeña en el Olimpo jugaba con carros, caballos alados y rayos de juguete como los de Zeus. Vestía como Heracles o con el casco de Atenea. Sus hermanas andaban preocupadas por ella, desatendía sus deberes cotidianos con la humanidad, evitaba las banalidades de la ociosidad de las musas, incluso actuaba ajena a las trifulcas entre dioses y humanos. Todo se agudizó cuando se enteraron por su archienemiga Codicia de que ahora se hacía llamar Geni, para evitar el nombre de Generosa. “Es sólo una mala época” comentaba Atenea quitándole importancia. “Se está buscando a sí misma” esgrimía Ártemis a favor de la chica. Pero lo cierto es que el día a día desenvolvía una nueva Geni, cada día más masculina, con rasgos más marcados y angulosos. Entre tanto la humanidad andaba sumida en el caos. Mezquindad, Egoísmo, y Codicia acampaban a sus anchas por las tierras conocidas, imparables ante la debilidad de las virtudes. Hasta que Zeus, aconsejado por Hermes, decidió que cada cual se mostrara como se sintiera en el Olimpo, sin ataduras ni complejos. Y las virtudes volvieron a su esplendor, siendo 6 hermanas y un hermano.


Microrrelato seleccionado en el "III Concurso de Microrrelatos Las 7 virtudes de la Humanidad"  y que aparece en el libro  ‹‹Las 7 virtudes de la Humanidad››  que recoge las voces de 125 autores. 




miércoles, 27 de abril de 2016

Adosado con vistas

—¿Y si hiciéramos una piscina o una pista de tenis?

—No es mala idea, pero siempre he querido tener un pequeño huerto.

—Como prefieras, ya que yo he elegido la casa elige tú qué hacer con ellos.

—Serán un buen abono, ya verás —dijo sonriendo mientras enterraba a los viejos.


Publicado en 50 Palabras

Cincuenta Palabras 


 

lunes, 25 de abril de 2016

Eh tú,


Eh tú!!!  has abierto y cerrado  ventanas y puertas, revuelto mis cajones, dado la vuelta a mis ideas, naufragado mis indecisiones, cumplido mis solicitudes, trillado mis prejuicios, agotado y llenado mi reserva de paciencia. Tú que has cerrado mis ojos de día y me has obligado a pernoctar contigo a dos velas, en el silencio de una tenue luz que suplicas que no se apague.
Llorando sin razones y sonriendo sin excusas me has contagiado de inocencia en cada mirada, mientras abrazabas mis latidos yendo a contratiempo con mis respiraciones.
Como soplo de aire fresco,
   como agua de mayo,
     como fuego en el hogar,
       como tierra que sembrar,
tienes los 4 elementos que conforman la naturaleza de este pequeño mundo poblado de sueños.
Eres pequeño, sencillo, semilla que germinará en una mañana no muy lejana, ese en el que espero volver la mirada hacia el pasado y decirte: “Lo hicimos lo mejor que pudimos, pero sigue tú, concluidlo vosotros. Mejorad este mundo”.
No te voy a pedir nada que no sea que seas feliz y que mires las estrellas cada noche antes de cerrar los ojos. Porque siempre hay una estrella para el que quiera mirarla.




Pequeña Gran Revolución